Español

Diez lecciones que aprendí con Steve Jobs

Photo by Tom Coates of plasticbag.org, on Flickr

Photo by Tom Coates of plasticbag.org, on Flickr

Pocas personas me han producido una inspiración tan grande como la que me ha infundido Steve Jobs. Es posible que no tengas ni idea de quien sea. Al fin y al cabo estoy hablando de un hombre que, a pesar de todo lo que es y todo lo que tiene, ha elegido vivir de forma discreta y sencilla, sin hacer alarde de sus éxitos.

Sin embargo, si hablo de Bill Gates, el todopoderoso dueño de Microsoft, seguro que le conoces. Pues, sin miedo a equivocarme, Steve Jobs fue la inspiración que necesitó Bill Gates para desarrollar su famoso sistema operativo basado en ventanas y dotado de un ratón para acceder a los contenidos. Las ventanas, el entorno gráfico y el ratón fueron elementos que Steve Jobs ya había incorporado en su sistema con anterioridad, y que Bill Gates copió, de forma legal.

Steve Jobs y Bill Gates llevan vidas muy paralelas. Ambos nacieron en 1955, ambos fueron a la universidad pero no terminaron sus carreras, ambos fundaron una gran empresa (Apple y Microsoft, respectivamente), ambos tienen sus propios sistemas operativos, y ambos han competido por dominar el mercado de la informática por muchos años. Sin embargo, este paralelismo es muy engañoso, ya que hay aspectos fundamentales de sus vidas que son muy distintos y que van a determinar su forma de vivir y de ver la vida. Y es ahí donde empieza la gran inspiración que me produce Steve Jobs.

Todo empezó en su nacimiento. Es hijo de una joven estudiante soltera que creyó que lo mejor que podía hacer era darle en adopción, con la única condición de que los padres adoptivos deberían tener un título universitario. Hechos los arreglos legales, un abogado y su esposa fueron designados como sus nuevos padres adoptivos, pero, en el último momento, desistieron porque se dieron cuenta de que lo que realmente querían era una niña.

A prisas, se trató de conseguir una nueva pareja que se hiciera cargo del niño, pero la única pareja que encontraron no reunía los requisitos exigidos por la madre biológica. La madre no tenía título universitario y el padre ni siquiera había terminado el bachillerato. Su madre biológica se negó a firmar los papeles de adopción por mucho tiempo, cambiando de idea, únicamente, cuando le prometieron que el niño iría a la Universidad.
Y así fue, a los 17 años, Steve Jobs se incorporó a la Universidad, pero a los pocos meses decidió dejarla, ya que no le encontraba sentido. Decidió seguir yendo a clases, pero asistiendo únicamente a las clases que le interesaban, y confiando que ésta sería una decisión correcta y que todo iba a salir bien. Y, sí, al final, todo ha salido bien, a pesar de las dificultades con las que tuvo que lidiar en el camino.

Bueno, si quieres saber más de la historia (y creo que debieras hacerlo), échale un vistazo al vídeo al final de este post. Me llevaría mucho tiempo explicarlo todo y te aburrirías…

Trataré de enumerar las lecciones que aprendí de Steve Jobs y de su historia, dejando a un lado las referencias que hace a ciertas creencias, y yendo a la esencia de su experiencia vital:

1 – Como padres tenemos la tentación de “diseñar” el futuro de nuestros hijos. A veces queremos que sean nuestros clones, otras veces queremos que superen nuestras propias frustraciones. Craso error.

2 – Si ves que vas por mal camino, lo mejor es dar media vuelta cuanto antes. Steve Jobs decidió dejar la universidad a los 6 meses. Y ha sido la mejor decisión que ha podido tomar en aquel momento.

3 – Un título universitario es una buena cosa, pero no garantiza ni el futuro, ni el éxito, ni la felicidad de nadie. Los dos grandes hombres de negocio de Estados Unidos, en el mundo de los ordenadores personales, no tienen título universitario y han tenido más éxito que lo que cualquiera pudiera imaginar.

4 – Si quieres tener éxito en la vida profesional, debes dedicarte a lo que realmente te gusta, y ser muy bueno en ello (“zapatero, a tus zapatos”).

5 – Lo más importante es el amor. Todo lo que haces, hazlo con amor. Si amas lo que haces, pondrás lo mejor de ti en ello, y harás lo mejor que sepas y puedas hacer.

6 – Los pequeños detalles que te ocurren en la vida te serán de utilidad cuando menos lo esperes. No menosprecies nada de lo que te ocurre en la vida. Archívalo y espera, algún día lo necesitarás. Gracias a las clases de caligrafía artística a las que acudió tras abandonar la Universidad, hoy tenemos tantos tipos de letras, y tan bonitos, en nuestros ordenadores.

7 – Las mejores decisiones de nuestra vida no siempre nos van a llevar por jardines de rosas. En el proceso, hasta alcanzar el éxito final, habrá muchos baches que superar.

8 – Un fracaso no significa el fin, sino un nuevo comienzo. Steve Jobs, a la edad de 30 años, fue despedido de la empresa que fundó (Apple), se arruinó, pero volvió a superarse. Fundó dos nuevas empresas, NeXT y Pixar (la empresa de animación con más éxito del mundo, creadora de “Toy Story”, entre otras). NeXT tuvo tanto éxito que terminó siendo comprada por Apple, y hoy en día su tecnología es el motor de la actual Apple. Steve volvió a Apple y se incorporó al Staff de Disney.

9 – Si hoy fuera el último día de tu vida, ¿qué harías? Esta frase le marcó cuando tenía 17 años, y más adelante tuvo que enfrentarse a la muerte (una grave enfermedad, con la cual sigue luchando). Eso le hizo buscar la excelencia en lo que hace, cada día. Hay que vivir con la perspectiva de que no somos eternos.

10 – Nadie quiere morir, pero todos nos tendremos que enfrentar a ello algún día. ¿Estás preparado? Habiendo vivido una situación en la que di por seguro que me moriría, estoy completamente de acuerdo con Steve Jobs cuando dice que “Ni siquiera los que quieren ir al cielo quieren morir para llegar allá”. Pero este día llegará, seguro. Mientras tanto… a ser buenos, y a dar lo mejor de nosotros, como si no nos quedara más tiempo de vida. Acuérdate: no somos eternos. No desperdicies el tiempo ni las oportunidades.

Ver vídeo: Discurso de Steve Jobs en Stanford (subtitulado)

This movie requires Flash Player 9

Más sobre Steve Jobs en Wikipedia
Más sobre Bill Gates en Wikipedia

1 comment to Diez lecciones que aprendí con Steve Jobs (es)

  • Desde el principio lo único que ha hecho bien Microsoft, ha sido ¨Microsoft Office 2008 Mac Edition¨ y siempre se estan copiando unos a otros, desde septiembre uso mac, y su nuevo sistema operativo, Mac OS X Snow Leopard (10.6) y el programa Exposé (vista de las ventanas en 3D) es una copia del Flip 3D de Windows Vista y Win. 7.

    Apple hace cosas muyy buenas sólo hay que ver Mac OS, iWork y iLife. Pero nada es perfecto.

    Salu2.

    PD. Muy buen post!

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>