Acerca de

Como se dice en algunas partes del mundo, sabemos que no podemos agradar a Griegos y Troyanos. Casi todo en la vida moderna es opinable, y todas las opiniones son respetables. Sin embargo el respetar a todas las opiniones no supone estar de acuerdo con ellas o callarse ante las mismas.

Agradar a Griegos y Troyanos, aunque es tarea imposible de llevar a cabo, es algo que intentan, contra viento y marea, los defensores de lo políticamente correcto, lo que significa una anulación encubierta de la libertad de expresión.

Creemos en la total libertad de expresión y la defendemos, siempre dentro de unos cánones de educación y cordialidad. La famosa frase que dice que lo cortés no quita lo valiente tiene que ser una constante en nuestra sociedad. Hemos de ser corteses, pero expresando nuestros pensamientos con valentía para dar lugar a la libertad de pensamiento, expresión y elección.

Básicamente, estos son los principios que rigen nuestro blog.

¡Bienvenido a Griegos y Troyanos!
Y ya sabes, no siempre vamos a estar de acuerdo.